RASPUTIN
El monje visionario (1869-1916)

Escrito por: P.Argenter Leído 84.679 veces.

Añadir nueva noticia

Breve biografía de Rasputín, el monje visionario en la decadencia del Imperio Ruso, conocido como el “Monje loco”.



Gregori / Grigori Yefimovich Novikh Rasputín, nace el 22 de enero de 1869 o el 29 de julio de 1872 en Tumén, Pokróvskoie (Siberia). Su familia era de origen campesino y se formó por sí sólo. De muy pequeño sentía que la virgen María le llamaba y le hablaba. Sus visiones le hicieron muy popular. Predicó el futuro y decía sentir la unión entre la virgen María y el hombre. Dicen quien le conoció, que era un hombre de talla alargada y muy fuerte, así como su carácter. Le apasionaba tanto las mujeres como el vino. Aprendió a hipnotizar a la gente con su mirada y hacer que hicieran lo que él deseaba. Muy pronto se hizo con un grupo que abandonaban también a sus familias para seguirle, como si fuera enviado por Dios para salvar a la humanidad.



Con menos de veinte años se casa con Proskovia Fyodorovna. Por entonces su vocación religiosa se vio temporalmente apartada justo hasta unos años después de ser padre de cuatro niños. abandonó a su familia en 1901 y viajó a Grecia y a Tierra Santa para poder formarse junto a monjes ortodoxos. De camino a su madre Rusia, mendigó por los campos y los campesinos le ofrecían cobijo y comida. Dicen que él pagaba la ayuda ofrecida por los más pobres, ayudándoles a mejorar o a curar sus enfermedades y preocupaciones.



En 1903 visita St. Petersburgo y se instaló en una pequeña habitación donde prosiguió con su ayuda hacia los más necesitados. No desistió de conocer al conocido inspector de la Academia de Teología en St. Petersburgo, monseñor Teofán. Pronto se haría con la confianza del religioso que le propinó que las puertas de las familias más acaudaladas de la ciudad se abrieran a él sin problema alguno.



Conocido como un hombre santo y escogido por Dios, se fue haciendo un nombre hasta que en 1904, ante la enfermedad del heredero del trono, Rasputín es presentado a la Zarina Alexandra Fiodorovna, una mujer muy religiosa y muy supersticiosa. Al principio y tras visitar al zarévich, la zarina no creyó en los atributos y visiones del monje, pero en una de las ocasiones en que fue llamado a palacio, Rasputín curó de forma temporal al infante, según dice, mediante la hipnosis. Rasputín pidió a la zarina que se postrara ante Dios y la virgen y suplicara de rodillas por su hijo. Después de aquello fue admitido por la zarina y el zar a vivir dentro de palacio para poder asistir al zarévich, enfermo de hemofilia, heredada de su madre; pero no las tenía todas consigo, ya que el Zar Nicolás II nunca se fió del todo de él y santón lo sabía, tan solo que dejo que el monarca se dejara influenciar por su esposa para poder seguir junto a ellos.



Pronto, en 1907 y siguiendo la influencia que la zarina tenía del monje, le colocarían en un cargo público con poder en el gobierno del zar. En el tercer centenario del cumplimiento de los Romanov ante el trono de todas las Rusias, Rasputín fue colocado en un lugar de honor y destacado cerca a la familia imperial.



La familia imperial con Nicolás II.



Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, el zar fue informado de la muerte de los archiduques herederos al imperio austro-húngaro. Al principio el monarca no quiso entrar en guerra, puesto que para él, sería muy difícil y muy duro enfrentarse a sus primos los otros monarcas europeos. Visto que ya nada dejaba entre ver que Rusia entraría en guerra, el zar encabezó el ejército mientras que Rasputín se dedicó a controlar el gobierno, de forma casi absoluta. La fama contradictoria que creó contra la familia imperial por parte del pueblo ruso, hizo que fuera menospreciado junto a los Romanov. El pueblo se levantó en armas, la pobreza, el descontrol político, la inseguridad en Rusia creó que los pre revolucionarios se dispersara y crearan focos de anarquistas.



La corte rusa se escandalizó por su forma de llevar el gobierno, por el poder que había adquirido, por sus hazañas libertinas y otras aventuras. Un día en que se sintió liberado de la ayuda de la virgen, comunicó preocupado a la zarina de aquella sensación. Pronto la zarina le haría ir a la capilla real para ver al Pope y visto que Rasputín, en aquel momento, perdiera la cordura, la monarca y el Pope le echarían seguidamente de palacio. Sintiéndose frustrado y abandonado por su protectora; sermoneado por la iglesia ortodoxa por sus atroces visiones, llamándole “Monje endiablado”, no aceptaría peticiones del pueblo ni de la corte para acudir a sus fiestas ni para servir como sanador. Volvió a centrarse por su gusto por las mujeres y por ello, originó muchos disgustos a la corte rusa.



El conocido príncipe Félix Yusupov preparó la forma para quitárselo de en medio, y acompañado por un grupo de hombres de la corte del zar, preparó un plan. Llamó a Rasputín a visitar el palacio Yusupov y visitase a una sobrina del zar que se encontraba indispuesta. Le condujeron hasta el sótano para cenar junto al príncipe. Le colmaron de ricos manjares y de muchos litros de vino, la gula era su perdición. Parece ser que entre la comida, su anfitrión mandó colocar cianuro, un veneno mortal que acabaría con su vida. Pero Rasputín, cuidadoso y viendo que ningún invitado ni Yusupov probaban nada, tomo la decisión de no tomar él la iniciativa. Visto que parecía ser que no querían probar si él no lo hacía antes, admitió una copa de vino de Krimea y otra de Madeira. Seguidamente empezó a comer y a beber ante la atenta mirada de los otros invitados y a cantar a causa de la gran cantidad de vino ingerido. Murió poco tiempo después de ingerir el veneno, el 30 de diciembre de 1916. Otros historiadores aclaran que aún habiendo bebido y comido tanto acompañado por el cianuro, el veneno no le hizo un efecto inmediato, y que pudiendo salir con sus piernas del palacio, corrió hacia un lugar desconocido, siendo disparado por Yusupov y los suyos, hasta que cayó al suelo mojado por la nieve que se iba derritiendo. Una vez muerto, su cuerpo fue tirado al río Neva. Cuando se encontró su cadáver, dicen que le quisieron extraer su corazón y que se sirvieron de su miembro inferior, el cual fue guardado. Dicen en Rusia, que esa parte inferior de él se muestra actualmente en un museo erótico de la ciudad.



Sus últimas predicciones alarmó a la familia imperial, ya que consideraba que veía muy pronto el fin de la familia Romanov y que todos morirían. Parece ser que fue enterrado en una fosa, cerca del palacio de St. Petersburgo con la única compañía de la zarina y un monje. Tras aquello comenzaría la Revolución Rusa, con el descontrol del pueblo ruso. Una de ellas, aclamó que si él muriese en manos del pueblo, el Zar podría seguir reinando así como sus descendientes. Por otro lado si muriese en manos de nobles rusos, la vida monárquica en el país tenían los días contados. Y así ocurrió. Rusia entró en la Revolución Rusa y Lenin se hizo con el poder, acabando con los Romanov.



PARA SABER MÁS:



PELICULAS & AUDIOVISUALES:

-“Rasputín” de Don Sharp (1966) con Christopher Lee.

-“Rasputín” de Elem Klimov (1976) con Aleksei Petrenko, Anatoli Romashin.

-“Rasputín” con Alan Richman e Ian Mac Kellen (1996) de Uli Edel para TV.

-“Rasputín” el musical norteamericano con John Hurt.



LIBROS:

-“Rasputín” de Gilbert Maire (2004)- en castellano.

-“Rasputín”- Ensayo de Edvard Radzinsky.

-“Rasputín. Los archivos secretos” de Edvard Radzinsky.

-“Rasputín- Diario secreto” de Alexandr Kotsiubinski & Danil Kotsiubinski.

- “Locos de la historia” de Alejandra Vallejo-Nájera. (Un apartado sobre la vida de este personaje)



WEBS:


http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=2099


http://www.reyastrol.com/CAP-5/5-2-09.html



Escrito por: P.Argenter Leído 84.679 veces.

comentar noticia